Joselouamx's Blog

Just another WordPress.com weblog

EL PRIMER DÍA DE MI NUEVA VIDA

Primero de enero de 2013, este es el primer escrito del año que va iniciando, y quiero plasmar lo que me hizo sentir la reunión familiar de fin de año, la cual no estuvo completa pues faltaron varias personas importantes para mi y para la familia en general, los primeros mis niños, después mi pareja y después mi hermano y su familia, mis tías y mis primos, pero se tiene que trabajar con lo que hay y divertirse a lo grande, sin embargo recalco que se les extrañó a los ausentes.

Mientras la fiesta iba tomando forma, nadie advirtió que se convertiría en una fiesta de tres pistas, en la primera la generación de los jefes de familias, los tíos, las tías, mis hermanas y dos primos, en la otra el cambio generacional pasado, es decir mis primos y yo, y en la tercera el cambio generacional presente, es decir los hijos de mis primos y mis hermanas.

En la plática del relevo generacional pasado, nos dimos a la tarea de ilustrar a los primos de entre 15 y 22 años de nuestras anécdotas de la infancia y de cómo a nosotros nos tocó ser niños que podían salirse a jugar a la calle y andar vagando por la ciudad sin miedo a que nos pasara nada, pero también advertimos de los castigos que recibíamos por parte de nuestros padres.

Hasta ahí toda iba bien, sin embargo existió un hecho que me hizo reflexionar de manera un tanto profunda, y esto fue el hecho de que uno de mis primos se sintió fuera de lugar, tan fuera de lugar que prefirió pasar el rato con la generación de los jefes de familia, y esto puede no parecer extraño, pero tampoco con ellos se sintió a gusto, e inclusive el día de hoy se regresó muy temprano al DF porque se sentía cansado del viaje tanto viajar.

Lo anterior podría sonar bastante intrascendental pero el hecho es que él se fue de viaje a Monterrey dos semanas con la familia de su esposa, con la cual se siente muy a gusto, lo cual está bien, pero a nosotros como familia o al menos a mi como integrante de la familia me deja un mal sabor de boca.

Mi primo y yo compartimos muchas cosas en común y convivimos gran parte de nuestra infancia, nuestra adolescencia y la universidad, ambos nos fuimos a vivir lejos de nuestras familias nucleares , de estar completamente alejados de los amigos y de las personas que en algún momento podrían darte un consejo o unas palabras de aliento.

Pero a diferencia de mi primo, yo disfruto el ver a mi familia reunida, a ´pesar de sus bemoles, me siento en casa y a gusto cuando todos están juntos, no me importa si tenía viejas rencillas con algún integrante, o si nos quedamos a deber dinero o cualquier cosa negativa, yo disfruto a mi familia como si estuviera saboreando un helado de chocolate triple.

Después de aquel hecho que me hizo pensar, me puse a ver a mi familia detenidamente y me di cuenta que a pesar de que cada loco estaba con su tema, para mi seguían siendo parte fundamental de mi pintura favorita, pero noté como el cambio generacional nos afectó y nos distanció poco a poco, por ejemplo, mis sobrinos se encerraron en el estudio a jugar Nintendo DS, una de mis primas y mi sobrina que estaban con nosotros estaban y no al mismo tiempo, pues el celular y Facebook las tenían enajenadas.

De los jefes de familia ya ni hablamos, ellos sentados en la mesa principal platicando y platicando y después se quejaron de que nadie bailó, de que nadie hizo el ridículo por el  alcohol, pero eso si, entrándole duro al ponche y a la cena.

Creo que por el momento es suficiente al respecto, tal vez la nostalgia del viejo dicho que reza “todo tiempo pasado fue mejor” me ha alcanzado, o tal vez sea que al estar alejado de mi familia todo el año y ver como la dinámica se va transformando me hace querer retener el tiempo y evitar que las cosas cambien, pero como este es un año nuevo y un ciclo nuevo según los mayas, tengo que aprender a dejar ir las cosas y que fluyan y sigan su curso.

 

Anuncios

enero 1, 2013 Posted by | Sin categoría | Deja un comentario